Qué es Qué cura Casos en que actúa Cómo cura Ventajas
Qué son Historia
Angustia Ansiedad Depresión Estrés Falta de confianza Fobias Insomnio Melancolía Memoria Miedos Migrañas Obsesiones Pánico Sexualidad Tristeza
Consultorio Currículum Vitae Autobiografía personal
 
Depresión

¡HOY ESTOY CON “LA DEPRE”!   

Dr. Francisco Goldstein Herman
Psiquiatra, Psicoanalista, Homeópata Unicista

 

Casi todos hemos tenido períodos de decaimiento en los que la tristeza ocupó todo su mundo. Tal vez Ud. se sintió cargado de una inexplicable congoja y sobrepasado por un irreductible pesimismo. Sintió que “nada podía arreglarse”. Posiblemente se dijo: “Estoy depre...” Con esta expresión quiso explicarse esa sensación de “estar yéndose irremisiblemente para abajo”, o de deslizarse por una pendiente sin poder detener su caída”. o de “creerse dentro de un pozo del cual le era imposible salir”. En términos popularesdescribió lo que la medicina llama, depresión.

FRACASO  y  FRUSTRACIONES
“La depre” inunda el ánimo como respuesta a alguna adversidad real o inexistente. Los pensamientos del deprimido giran alrededor del fracaso y las frustraciones sin poder evadirse de esos estrechos límites ni aportar ninguna idea constructiva. La sensación es de impotencia, ese convencimientode que todo lo que se emprenda es fatalmente imposible, quimérico y tan impracticable que es inútil intentarlo.

LA IMPOTENCIA

Es común que el depresivo se sienta incapaz de realizar cualquier cosa, ni siquiera las tareas necesarias para subsistir. Si emprende algo es a costa de un esfuerzo extraordinario. Muchas veces confunde su estado con el de “fiaca”, cuando la realidad indica que la depresión provoca astenia.,o sea, imposibilidad para todo esfuerzo, tanto físico como mental. Moverse, pensar, recordar hechos cotidianos, se convierte en una tarea de titanes.

INQUIETUD e IRRITABILIDAD
La depresión se acompaña de vagas sensaciones de inquietud que derivan en irritabilidad. Hasta molesta el consuelo que la familia o los amigos quieren acercarle. Es frecuente una disminución del apetito (anorexia) y del sueño o, por el contrario, se da un aumento invencible del sueño.  Algunas veces, estos estados de ánimo comprenden un moderado sentimiento de vergüenza o de culpa.

BAJA OPINIÓN DE SÍ MISMO

El cambio más característico de la depresión es el abatimiento de la opinión sobre sí mismo. El deprimido se subestima, se rebaja, está convencido de que ha sido torpe en determinada situación o queha procedido en forma indebida. Tiene la certeza de “saber qué ha sucedido” y establece una rígida relación de causa a efecto: “Si me pasa esto, es por lo que hice en aquella ocasión”. La noción de una culpa queda conscientemente establecida.

CULPA SIN LOGICA
Por ejemplo, Elvira había sufrido innumerables mortificaciones en su vida y las explicaba convencida de haber sido muy mala en su primer año de vida pues en ese período sus padres se habían separado”. Elvira se atribuía la culpa de esa ruptura. Ninguna razón lógica había conseguido arrancarla de ese convencimiento interior.

DECEPCIONES
De este tenor suelen ser las circunstancias que llevan a la depresión, a las desilusiones o a lamentarse por pérdidas. Por ejemplo, el fracaso en exámenes o en negocios, el retraso en obtener un ascenso, la decepción ante una gratificación menor que la que se esperaba, el extravío de una mascota, un desengaño amoroso, el desencanto ante la caída de una figura idealizada, etc. 

HOMEOPATÍA  y  PROBLEMAS EMOCIONALES

Ensayé la Homeopatía en Elvira y en otras personas deprimidas que tuve en tratamiento psicoanalítico. La Homeopatía las curó con medicinas energéticas de acción terapéutica probada. Siendo los problemas psíquicos resultados de trastornos de la energía psíquica (libido), la composición energética de estas medicinas explicaría los excelentes resultados que obtuve con estos pacientes con depre. Ahorraron tiempo, sufrimientos y esfuerzos psíquicos. Pude acortar la duración de sus tratamientos y disminuir el número de sus sesiones semanales, de varias a dos y aún a una.

En resumen, la Psicomeopatía trata la depresión combinando el Psicoanálisis con la Homeopatía Unicista que administra un solo medicamento, sin drogas, por vez. Además de devolver la salud, tanto la física como la mental, la Psicomeopatía ahorra al paciente tiempo, sufrimientos, esfuerzos psíquicos y muchos otros costos.